NEOCOLONIALISMO

México, 2017

En el Istmo de Tehuantepec (México) el capital ha transformado al viento en mercancía y en un medio para la explotación y expropiación del territorio. La construcción de un Megaproyecto de energía eólica ha generado en la región -a cambio de las tierras y el viento- una cantidad limitada de trabajos temporales, la transformación acelerada en la forma de vida y convivencia de las comunidades, una fuerte polarización social y comunitaria, y una serie de efectos ambientales negativos relacionados con la construcción de los parques de turbinas eólicas. En ese rincón de sur del estado de Oaxaca, mediante el discurso de la energía verde llevado a cabo principalmente por empresas transnacionales (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Acciona, Gamesa, EDF Energies Nouvelles, entre otras) justifica el despojo y la radical transformación de la vida comunitaria bini’zaa (zapoteca) e ikoots (huave).

El proyecto Neocolonialismo, ha consistido en la realización de una intervención escultórico-lumínica en un los campos eólicos de Unión Hidalgo, así como un audiovisual que refleja la realidad de este megaproyecto: El orden colonial con el que coexistimos y sus afectaciones a los pueblos originarios que resisten al despojo y a las constantes violaciones de derechos humanos.

Han colaborado: Asamblea de Pueblo Originarios del Itsmo de Tehuantepec, Bettina Cruz Velázquez, Guadalupe Ramírez Castellanos, Carlos Sánchez, Norberto Altamirano, Pablo Alonso Matos, René Aquino Toledo, Jesús Aquino Toledo, Cecilia son Celaya Martínez, Rosario Cuevas, Rosa Marina Flores Cruz, Nisaguie Flores Cruz, Rodrigo Flores Peñaloza, José Gómez Jiménez, Sebastián Gómez, Óscar Marín Gómez, Alejandro Ruiz, Carla Regalado Ramírez, Juan Regalado Ramírez, Antonio Sánchez Sánchez, Eduardo Sánchez Cabrera, Gustavo Velázquez y muchos otros que prefieren no mostrar sus nombres por medio a las represalias.